El Té Verde, es considerado el más saludable de todos porque contiene gran cantidad de antioxidantes que ayudan a prolongar la vida, además contribuye a perder peso naturalmente, mejorando la función celular del organismo, favorece su depuración y embellece la piel. El Té Verde al no estar fermentado conserva intacto los componentes vitamínicos, antioxidantes y medicinales existentes en las hojas; el sabor del Té Verde es suave y delicado, pero posee un cuerpo inconfundible que al ser probado se llega a sentir la esencia de la planta.

El Té Verde se puede integrar fácilmente a una dieta adelgazante, contiene sustancias que estimulan la combustión de las grasas, lo cual ayuda a mantener la línea. Las propiedades del té verde han sido ampliamente estudiadas, y aunque los chinos lo consumen desde hace miles de años, sus beneficios fueron certificados por la ciencia hasta poco tiempo. Se sabe que contiene unas sustancias llamadas “flavonoides” y “polifenoles” y también vitaminas A, C y E, que lo convierten en un poderoso antioxidante y de gran ayuda en enfermades que ocasionan un malestar. Es una bebida además de agradable muy beneficiosa para la salud, sin efectos secundarios conocidos, y con un efecto positivo sobre una variedad de trastornos frecuentes en las sociedades desarrolladas.

Cantidad de teína:   T2

Preparación:

Poner una cucharada de postre por persona (aprox. 2-3 grs.) en el infusor.

Verter sobre el té agua caliente a unos 80º

Dejar reposar entre 3 y 5 minutos.

Endulzar a gusto, preferiblemente con azucar integral.

Propiedades que se le atribuyen al té verde:

1. Pérdida de peso. El té verde aumenta el metabolismo. El polifenol encontrado en el té verde ayuda a intensificar los niveles de oxidación de grasa y la manera en la que tu cuerpo convierte comida en calorías.

2. Diabetes. El té verde aparentemente ayuda a regular los niveles de glucosa disminuyendo el aumento de azúcar en la sangre después de comer. Esto puede prevenir el alza de insulina y el almacenamiento de grasa.

3. Enfermedades cardíacas. Los científicos piensan, que el té verde trabaja en el aislamiento de los vasos sanguíneos, ayudándolos a mantenerse calmados y ser capaces de resistir los cambios en la presión arterial. También ayuda a protegerse en contra de la formación de coágulos en la sangre, los cuales son la mayor causa de paros cardíacos.

4. Cáncer de esófago. Puede disminuir el riesgo de cáncer de esófago, pero también se cree que mata las células cancerígenas en general sin dañar el tejido que las cubre.

5. Colesterol. El té verde reduce el colesterol malo en la sangre y mejor el índice de colesterol bueno a colesterol malo.

6. Alzheimer y Parkinson. Se dice que disminuye el deterioro causado por el Alzheimer y el Parkinson. Estudios hechos en ratones mostraron que el té verde protege a las neuronas de morirse y recupera las neuronas dañadas.

7. Caries. Estudios demostraron que el antioxidante químico “catequin” del té puede destruir bacterias y virus que causan infecciones de garganta, caries y otras enfermedades dentales.

8. Presión arterial. Se cree que el consumo regular de té verde reduce el riesgo de alta presión arterial.

9. Depresión. La teanina es un amino acido naturalmente encontrado en las hojas de té. Es esta sustancia la cual se cree que brinda un efecto relajante y tranquilizante y es un gran beneficio para quienes toman té.

10. Antiviral y antibacterial. Los catequines del té son fuertes agentes antibacteriales y antivirales que hacen más efectivo el tratamiento de todo desde la influenza hasta el cáncer. En algunos estudios el té verde ha demostrado que reprime muchas enfermedades de difundirse.

11. Cuidado de la piel. El té verde aparentemente también ayuda a las arrugas y las señales de envejecimiento. Esto es por sus actividades antioxidantes y anti-inflamatorias. Estudios animales y humano han demostrado que la aplicación de té verde en la piel puede reducir el daño causado por el sol.